¿Hace falta que te animemos para correr una San Silvestre?

Nadie puede negar que el último día del año es un día importante y especial para todos puesto que cuenta con la noche más larga y diferente de todas.

El 31 de Diciembre es el día en el que más gente en el mundo se echa a las calles a correr y también es, San Silvestre. Pero ¿quién fue el santo que pone nombre a todas estas carreras de fin de año?

Si tiramos de Wikipedia sabemos que Silvestre I fue un Papa de la Iglesia Católica que falleció el 31 de Diciembre del año 335 y que entre otras cosas, fue el primer Papa que no muere mártir y la primera persona canonizada sin haber sido mártir. Con un pontificado que transcurrió a lo largo de veintiún años, se puede decir que su papado fue bastante tranquilo.

Aunque no lo ponga en la enciclopedia electrónica, podemos afirmar que para todos los que corremos, San Silvestre es el patrón de los corredores populares.running

Bastante tiempo después del Papa Silvestre I, el periodista brasileño Cásper Líbero, asistía a una carrera pedestre nocturna en la que se corría con antorchas en el París de los años 20. Maravillado por lo que vio y como gustaba mucho de las actividades deportivas, se le ocurrió organizar una carrera nocturna en su ciudad, São Paulo. La prueba tuvo lugar un 31 de Diciembre de 1.925. De esa manera tomó el nombre de carrera de San Silvestre y se hizo internacionalmente conocida, llegando a nuestros días como la mayor y más famosa carrera popular.

Actualmente la competición tiene unos 15 kmts. de distancia, unos 15.000 participantes y termina frente al edificio de la Fundación Cásper Líbero en la Avenida Paulista de São Paulo.

Con el tiempo, la fama de la carrera de San Silvestre de São Paulo se fue extendiendo por el resto del mundo más o menos con la misma idea, despedir el año corriendo.

En España, la más veterana se celebra en el barrio madrileño de Vallecas. Se disputó por primera vez en 1.964 al estilo de la paulista, aunque con el paso de los años la ha superado en cuanto a participación, pues ha llegado a alcanzar los 40.000 participantes. La Vallecana es además, la mejor carrera de todo el calendario español de pruebas en ruta.

Actualmente, hay más de 200 carreras de San Silvestre en el territorio nacional aunque con el paso de los años los organizadores, ante la competencia que representan tantas pruebas cercanas en el mismo día, van optando por adelantar días, incluso semanas, la celebración de estas carreras para despedir el año.

Sobre participación, después de la madrileña tenemos la de Barcelona con unos 10.000 participantes y la de Valencia en el tercer peldaño del pódium con 16.000 personas. Gijón se mantiene en un meritorio cuarto puesto con sus 6.000 corredores.

En Asturias, tenemos en torno a 30 carreras de fin de año, unas veinticinco de ellas concentradas en el día de San Silvestre. Además, con el auge de las carreras de montaña, también se celebra alguna que otra por el monte.

La más veterana y con mayor participación es la de Gijón que este año 2.016 cumplirá su 47 edición. No os perdáis este interesante artículo sobre ella y donde habla uno de sus fundadores, José María Pérez “Pericles”.

No es nada descabellado pensar que con la creciente popularidad de las carreras populares, más de 20.000 personas participen en cualquiera de estas carreras de fin de año en Asturias.

Son carreras en las que es fácil que corra gente incluso no habitual de este tipo de carreras, animados por amigos y familiares. Ideales para acabar el año como buen propósito para encarar con nuevos bríos el que está a punto de entrar, viene también de maravilla para forzarse a salir a correr un poquito y que la báscula no haga de las suyas después de las fiestas por nuestros excesos navideños.

Ya sabes, tienes cerca de un mes para preparar una San Silvestre. Como mínimo, porque si ya corres habitualmente este fin de año viene con un calendario propicio para correr más de dos, puesto que ya empiezan a celebrarse la semana de Nochebuena.

Nos vemos en alguna.